5 cosas que aprendí de la India

Nunca se me olvidará la expresión de la gente cuando les decía: “Voy para la India”.

Muchos decían: ¿Estás loca?, ¿Qué vas a hacer para allá?, ¿A la India, para qué tan lejos?

Soy humana, al recibir más comentarios negativos que positivos sobre viajar a un país que está a más de 16mil kilómetros de distancia de mi hogar, naturalmente sentí algo de temor, inseguridad, hasta desánimo en cierto punto. Al llegar el  día del abordaje, me sentía confiada, pude derribar esos prejuicios que la gente intentó instaurar en mi cabeza al aventurarme hacia un país totalmente diferente de nuestra cultura panameña y finalmente, me metalicé en que después de 14 horas de vuelo, empezaría la aventura de mi vida.

Aprendí mucho en 11 días a través de 4 ciudades en India: Delhi, Jaipur, Agra y Varanasi. Este viaje trajo consigo conocimiento de por vida y memorias que quedarán siempre marcadas en mi alma. Aquí, cinco cosas que aprendí gracias a la India:

  1. Nunca subestimes el valor de la insistencia: los vendedores de la India insisten, y MUCHO, pero saben cómo insistir, de ellos aprendí perseverancia. Cómo lograr un objetivo de la manera más inteligente y sencilla. Muchos solo pueden verlos como vendedores irritantes, yo veo como un arte la forma en que estas personas logran convencerte de adquirir un producto. Definitivamente es algo que solo podrás experimentar si vas a la India.
  2. Las circunstancias de tu vida, no deben ser un impedimento para lograr lo que te propongas: India es un país de contrastes. De un lado de la calle, ves mansiones y del otro lado ves campamentos de gente pobre que no tiene un techo seguro, sin embargo, en muchos lugares, a pesar de que las personas la pasen mal, trabajan durísimo por hacer dinero. Muchos tienen un background humilde, pero están luchando para ser mejores… ¿Cómo no inspirarse con gente así?
  3. La necesidad trae desarrollo personal, de una u otra forma: conocí personas que difícilmente tienen educación completa (ni siquiera escuela secundaria), pero que sin embargo, saben 3 y 4 idiomas. Cuando hablo de idiomas no hablo del clásico inglés… hablo de japonés, alemán, francés, chino, ruso. Los indios tienen una facilidad increíble para los idiomas. La necesidad de hacer dinero por medio del turismo los hace adaptarse a la gente que visita su país. Para no perder clientes, los guías de viaje, los meseros, personal de hoteles, etc… aprenden idiomas al escucharlos repetidamente. Entré a una tienda
    Ale en el Río Ganges, en Varanasi, India
    Ale en el Río Ganges, en Varanasi, India

    y uno de los dependientes hablaba perfectamente español, lo que hizo que se ganara mi simpatía (el español no es un idioma tan común en India, mas el Inglés es considerado su segunda lengua principal). Inspiración para seguir con mi aprendizaje de portugués.

  4. En todo caos hay armonía, aprende a identificar esta armonía y todo te parecerá hermoso: India es un país que podría abrumar a cualquiera. Definitivamente debes viajar con una mentalidad abierta. En las calles verás muchas cosas sucediendo a la vez: vacas acostadas en el pavimento, niños pidiendo dinero, rebaños de chivos y camellos obstruyendo un carril, cuatro personas en una sola moto y veinte en un carro donde caben 5. ¡Es realmente caótico!, pero de una u otra forma aprendí a ver una armonía en todo esto, a verle sus colores. Por más desorden y caos que haya en tu vida, arréglatelas para hacerla armoniosa o por lo menos para pensar que es así. Pronto empezarás a ver todo como una fluidez de colores y calidez con la que te sentirás cómodo y ahí, empezarás a apreciar la vida.
  5. La incomodidad te hace ser paciente (lo quieras o no): ¿Qué otro remedio tienes después de estar montado en un tren por 16 horas y media?, lo quieras o no, tienes que ser paciente. En India tuve que tomar 2 trenes, uno de 12 horas y media y otro de 16 horas y media. El segundo, tuvo un retraso de 5 horas y media en llegar a mi destino, no pude dormir bien, tenía hambre y la espalda me dolía. No tuve más remedio que esperar… ¿Calmada?, ¡Para nada!, pero al menos, ya veo viajes de más de 12 horas como viajes cortos.

Podría seguir escribiendo por varios días las lecciones aprendidas en este viaje, pero nunca terminarían de leer. Me viví India hasta los huesos, tengo un poco de nostalgia, es un lugar no para todos, pero es un lugar donde seguro aprenderás algo.

¿Qué aprendiste de tu último viaje?

Ale.


3 thoughts on “5 cosas que aprendí de la India

  1. […] de cerca como la cultura hindú convive con la muerte en una de las siete ciudades sagradas de la In... coupletraveldiary.com/2017/06/06/rituales-funebres-en-varanasi
  2. […] Luego de ese despido, disfruté los mejores 3 meses de mi vida. Gracias a ese despido conocí la Ind... coupletraveldiary.com/2015/07/02/me-despidieron-del-trabajo-y-decidi-hacer-esto

Leave a Reply