Evita malos ratos. 6 tips para cuidar tu estómago mientras estás de viaje

Al viajar, muchas veces pasamos por alto cosas que deben ser muy importantes. Seguramente en el avión o durante tu viaje, has tenido algunos malestares estomacales. Seamos francos, estos temas son un poco incómodos de tratar, ¿Cierto?. ¡Pues no tengas pena! Es natural que te pasen este tipo de cosas mientras estás “on the road”. Lo más importante es saber cómo afrontarlo, remediarlo o evitarlo, y ese es precisamente el objetivo de este artículo.

Te comparto tips rápidos y sencillos para que puedas cuidar tu estómago:

Cuida tu estómago en el avión:

¿Sabìas que mientras estás en el avión tu estómago se llenará de aire? Esto puede hacer que te sientas “empachado”, “lleno”, con retortijones o parecidos. De ahí parte mi tip 1:

1. Que el agua con gas sea tu mejor amigo durante el vuelo

El agua con gas nunca puede faltar en tus vuelos. Si no hay agua con gas, también puedes tomar club soda.
El agua con gas nunca puede faltar en tus vuelos. Si no hay agua con gas, también puedes tomar club soda.

Cuando vuelas, la presión de la cabina cae y el aire se expande en espacios mayores, a consecuencia de esto, es normal que notes una ligera hinchazón en tu estómago y un poco de malestar intestinal a causa de los gases. Procura tomar agua con gas, te ayudará a expulsar esos gases y a evitar dolores e incomodidades en tu estómago.

Para darte un ejemplo de porqué esa sensación de gases es tan incómoda, en los vuelos, un litro de gas puede ocupar hasta un 30% más del volumen que ocuparía si estuvieras en tierra. Es por eso, que si tienes un botella de agua, la verás expandirse, y en el aterrizaje se contraerá, así como otros recipientes que lleves contigo.

2. Té para los nervios

Si no hay té de manzanilla, también puedes tomar té de tilo. Evita el té verde, que tiene un efecto contrario a la relajación.
Si no hay té de manzanilla, también puedes tomar té de tilo. Evita el té verde, que tiene un efecto contrario a la relajación.

Para los que aún se ponen nerviosos cuando están en el aire, les recomiendo el té de manzanilla. Además de ayudarte a regular tu digestión (también ayuda con el problema de los gases), la manzanilla es el remedio natural por excelencia para los nervios. Tiene propiedades sedantes suaves, que te ayudarán a disminuir tus nervios e inclusive te inducirán al sueño. Otra ventaja de la manzanilla es que ayuda a reducir las náuseas (por si llegaras a sentirte mareado en el vuelo), también puedes calmar las náuseas masticando hielo.

Procura que el té sea herbal y sin cafeína, de esta forma te ralajarás 100%. A mi me encanta la marca Celestial Seasonings. Los venden en el Rey o Riba Smith y también tienen de manzanilla con miel, para un sabor más rico. Puedes comprarlos online aquí.

3. Comida alta en carbohidratos

Un poco de pan, siempre llena y se digiere fácilmente.
Un poco de pan, siempre llena y se digiere fácilmente.

Ya que el estómago, se “estresa” por la baja de presión en la cabina y probablemente te llenes de gases, para evitar maximizar ese malestar, consume alimentos ricos en carbohidratos que son más fáciles de digerir que los alimentos ricos en fibra. Sé que no es muy saludable que digamos, pero no es para nada agradable sentirte mal del estómago en un avión, sobre todo si estás haciendo vuelos largos. Haz la excepción por un par de horas, tu estómago te lo agradecerá.

Cuida tu estómago “on the road”

Ya sabes cómo cuidar tu estómago en el avión, ahora, mira lo que tienes que hacer para evitar malos ratos mientras estás disfrutando de tus paseos:

1. El elixir sagrado que siempre debes llevar contigo:

Enterogermina: cuando viajé a Guatemala, contraje Salmonella. Probablemente por pollo o huevos mal cocidos. Lo bueno, es que los síntomas me empezaron justo al bajar del avión. Al ir al médico, me indicaron que tomara Enterogermina. Son unas ampollas bebibles con un líquido que no sabe a nada, restaura el equilibrio de la flora intestinal para ayudarte si presentas algún tipo de intoxicación, diarreas, infecciones intestinales o similares.

¡Santo remedio!

Desde ese día, en mi botiquin de viajes no pueden faltar estas ampollitas, que aunque son un poco caras (Alrededor de $2.75 cada una), te aliviarán la mayoría de los malestares estomacales que puedas presentar en el camino. Este será tu santo grial y es algo en lo que quiero hacer mucho énfasis: siempre lleva por lo menos 4 ampollas cuando vayas de viaje.

En otro viaje que hice a Guadalajara, mi papá se sentía muy mal con agruras a pocas horas de hacer nuestro vuelo de vuelta a Panamá, por suerte llevamos la bendita Enterogermina, y a los 20 minutos de haber tomado la primera ampolla, ya se sentía mejor.

Solo ten cuidado, si eres alérgico a algún medicamento, revisa los compuestos de la Enterogermina o pregunta a tu médico si puedes ingerirla. Puedes ver más info sobre este medicamento, aquí.

2. Agua embotellada siempre

Viajar no te dará tiempo de averiguar si el agua de un país es apta para su consumo directamente del grifo o no. Opta por comprar agua embotellada siempre. Fíjate que las botellas estén bien selladas.

Es mejor gastar unos realitos más en agua, que gastarlos en una cuenta de hospital.

20150628_182533

Otra opción es comprarte un LifeStraw. Es un vaso, que tiene un filtro especial que purifica el agua, librándola de 99.9% de las bacterias, incluyendo la maligna E-coli y Amebas. Uly me regaló uno y siempre viajo con él, no para ahorrarme en agua mineral, sino para casos de emergencias en los que no encontremos dónde comprar. Un solo filtro, rinde hasta 1,000 litros de agua, lo que equivale a 1 año de uso.

Este filtro tiene una historia muy interesante detrás y es que fue creado para que los niños en África pudieran beber agua de cualquier fuente natural que encontraran. Es un invento que ha cambiado la vida de muchas personas en el mundo, y comprándolo ayudas a la causa de llevar agua potable a África. Aquí puedes ver más info sobre LifeStraw.

3. Come en lugares seguros

Captura de pantalla 2015-06-28 a las 5.53.55 p.m.
Hong Kong Clay Pot Restaurant fue uno de los lugares recomendados que encontramos en Internet para comer en el Chinatown de San Francisco, California.

Ayúdate de apps como TripAdvisor para investigar lugares seguros en los que puedas comer. Lee los comentarios de las personas que han ido, estos suelen ser la mejor referencia para saber que estás comiendo en un lugar seguro.

En algunos países puedes comer cosas en la calle (de puestos ambulantes), en otros no. Mira referencias en Lonely Planet sobre este tema o pregunta a alguien que ya haya viajado al lugar en cuestión.

Espero estos breves tips puedan ser útiles a la hora de cuidar tu estómago mientras estás de viaje. Recuerda que cuidar tu salud y ser precavidos sobre lo que ingerimos mientras estamos en otro país es muy importante para que nuestro trip no se arruine.

¿Tienes alguna recomendación especial que se me haya escapado?. Escríbeme a coupletraveldiary@gmail.com para incluirla.

¡Disfruta tu viaje, come y prueba cosas ricas y pásalo lo mejor que puedas!

 


4 thoughts on “Evita malos ratos. 6 tips para cuidar tu estómago mientras estás de viaje

  1. Alexis Hinestroza

    Me gusta muchísimo su blog, toda la info es muy útil y me encantan los “datos curiosos”, excelente!

    1. Ale

      Muchas gracias Alexis, de verdad que este comentario nos motiva. Un abrazo!

  2. […] Ejemplo, cuando viajamos de Panamá hacia California (lado Oeste de EUA) teníamos más tiempo para ... coupletraveldiary.com/2015/07/05/vence-el-jet-lag-en-1-2-3

Leave a Reply