Lo que una viajera debe saber y que muchas no se atreverán a contarte

Puede que hasta este momento no hayas pensado en las cosas que te mencionaré o que inclusive ya muchas te hayan pasado, pero no las hayas tomado en cuenta a la hora de viajar.

Si bien es cierto que las mujeres somos viajeras capaces y aventureras, hay algunas cosas que me gustaría contarte para hacer tus viajes más cómodos y prácticos, así como para evitar contra tiempos y malos ratos.

Muchas viajeras solo te mostrarán la parte linda del viaje, pero aquí te hablaré de algunos puntos que seguramente muchas otras ni se atreverían a contarte:

Hablemos de nuestra visitante mensual…

El periodo es un acompañante que nos visitará una vez al mes por muchos años de nuestras vidas y es posible que en algunos casos sea hasta una limitante para los planes de viaje de algunas chicas.

Nuestra amiga la regla, es algo completamente natural y lo mejor es prepararte para evitar inconvenientes si tienes que viajar con ella. Toma en cuenta lo siguiente:

Lleva suficientes toallas sanitarias o el método de protección que más te guste

Asegúrate de llevar lo suficiente para al menos los días en que tengas mayor flujo. Sé que a veces esto puede ocupar mucho espacio en tu maleta, en lo personal, para viajes prefiero tampones porque ocupan menos espacio y duran más horas que una toalla normal.

Este consejo es básicamente porque en tus viajes nunca sabes qué pueda pasar. Tal vez en tu destino los artículos sanitarios para mujeres no sean tan fáciles de adquirir como en tu país.

En Cuba, las toallas sanitarias son casi un artículo de contrabando, es difícil conseguirlas si te viene el periodo estando por allá.

En algunos países cobran un “impuesto rosa”, es básicamente un cargo adicional sin sentido que tenemos que pagar por el hecho de ser mujeres y de no querer andar impregnando muebles, pisos, ropa, etc de sangre cuando nos viene la regla. Si decides comprar algo de protección para tu periodo, investiga si es más rentable comprar allá o llevar contigo.


Belleza on the road 101: algunos pasos para que algo que debería ser de rutina, no se transforme en una urgencia médica:

Sobre las uñas…

Sé que a muchas de ustedes amigas, les debe encantar tener sus uñas largas y muy bien cuidadas. Pues en este caso, les aconsejo una de estas dos cosas:

  1. Lleva una lima contigo para rescatar tus uñas en caso de que se rompan
  2. Córtalas antes de irte

La realidad es que una uña quebrada, además de ser frustrante, podría generar hasta una urgencia de último minuto.

Sobre el equipaje…

Por favor chicas… ¡viajen ligeras!, bolsillo y alma se los agradecerán: les digo por experiencia que es casi seguro que si viajas con muchas cosas, con más cosas regresarás, lo que podría significar cargos adicionales por exceso de equipaje.

¿Zapatos?… ¿tacones? ¡absurdo!

Sé que viajar, muchas veces nos entusiasma tanto que queremos estar lo más lindas posibles, pero recuerden que para estar lindas no debemos sacrificar nuestra comunidad.

Toma en cuenta que al hacer conexiones tendrás que caminar o hasta correr. Evita los tacones a menos que vayas a una cena de gala o algo parecido. Esto va relacionado al punto anterior en donde queremos evitar emergencias médicas, pues hay más probabilidad de que te puedas caer y doblar un tobillo por andar en tacones, que en flats.

Sobre el dress code

En países como India, siempre es una buena práctica respetar la cultura, con una vestimenta conservadora.
En países como India, siempre es una buena práctica respetar la cultura, con una vestimenta conservadora.

Investiga un poco sobre el país al que viajes. Debemos ser consideradas y respetar las culturas ajenas a la nuestra. Averigua sobre la temperatura o si hay alguna consideración especial (por ejemplo, religiosa).

En mi viaje a la India, procuré llevar pantalones largos en vez de shorts, ya que si bien no hay ninguna ley que diga que no los puedas usar, sí causa algo de incomodidad vestir un tipo de ropa que se sale del molde tradicionalista de algunas ciudades.


Hablemos sobre nuestra seguridad

Como les comenté anteriormente, sé que las mujeres somos tan capaces como los hombres de viajar solas. Sin embargo, debemos tomar algunas medidas ya que la realidad es que somos más vulnerables en términos de fuerza física (a menos que seas una Ronda Rousey).

En Nepal, una chica fue asesinada por su host de Couchsurfing, en Ecuador, dos chicas argentinas fueron sufrieron de abuso sexual para luego ser asesinadas, en Panamá, una chica estadounidense fue estrangulada en Bocas del Toro. No es para llenarte de temores, pero son hechos y debemos estar atentas a nuestro entorno.

Todas somos guerreras, pero lastimosamente no estamos hechas de titanio. Por eso, te comparto algunos tips para que viajes más segura:

Conoce el “fake ring”

En países, cuya cultura machista abunde, protégete usando un “fake wedding ring”. Es decir, un anillo de bodas falso. Aunque no lo creas, esto evitará que muchos extraños se te acerquen a tratar de hacer contacto contigo sin que lo desees.

No te puedo garantizar que esta táctica sea infalible, pero no se pierde nada con intentarlo.

Habitaciones exclusivas para mujeres

Algunos hostales cuentan con secciones de habitaciones exclusivas para mujeres. Esto reduce el riesgo de algún encuentro no deseado. Es una buena opción si viajas sola o si visitas un hostal con tus amigas por primera vez y no se sienten cómodas compartiendo habitaciones mixtas.

Aprendamos sobre culturas distintas a la nuestra

Debemos respetar las culturas de los países que visitamos. Algunas diferirán con nuestro pensamiento girl power y aunque nos guste o no, corremos la suerte de que nos suceda algo malo si vamos en contra del status quo de dicha sociedad. Por ejemplo:

Cuando fui a India, me puse prácticamente a discutir con un vendedor que me estaba ofreciendo mercancía a un precio altísimo. En su momento, no lo pude notar, pero las cosas se tensaron y los vendedores se molestaron mucho porque en su cultura no es bien aceptado que una mujer rete o discuta contra un hombre. En ese viaje estaba con Uly y el chofer que nos acompañó a hacer las compras y afortunadamente nada pasó a mayores. Me pregunto si de haber estado sola las cosas hubieran sido diferentes.

Recuerda que lo valioso de viajar son las experiencias, invierte tu tiempo en disfrutar ese destino soñado al máximo, manteniéndote segura y cómoda.

Probablemente no vuelvas a recordar qué te pusiste el día que conociste tu destino soñado, pero sí todas las sensaciones y vivencias que experimentaste al llegar.

Espero que mis consejos sean valiosos para tu próxima aventura. Recuerda que puedes contactarme en blog@coupletraveldiary.com


Leave a Reply