10 cosas que debes saber antes de visitar Alemania

Desde niño, siempre he sido fanático de Alemania y su cultura; desde que tengo conocimiento siempre quise aprender alemán y viajar allá. Nunca desistí de mi sueño así que me comprometí a hacer que sucediera.

Tan pronto tuve la oportunidad, me fui de vacaciones a Alemania, donde pude comer mi primer “Bratwurst mit Kartoffelsalat” (chorizo aleman con ensalada de papas), beber cerveza en un BierHall (famoso auditorio para beber cervezas en Oktoberfest) y visitar un campo de concentración. Inclusive,  me comprometí a tratar de aprender su idioma en Frankfurt. 

A pesar de que no fue largo el tiempo que estuve allá, fue una experiencia gratificante que  me hizo aprender muchas cosas de la interesante cultura germánica.

Como cualquier viajero, todos pasamos por un shock cultural al viajar a un lugar con una cultura tan distinta a la propia y sin duda lo pasé en Alemania. Para hacerte el cambio cultural más sencillo, te comparto diez cosas que deberías considerar antes de visitar este gran paìs.

1. Todo mundo se mueve en bicicleta

alemania

Caminar y andar en bicicleta es muy común en Alemania, especialmente cuando ocho de cada diez han asegurado tener uno de estos vehículos. Te causa curiosidad ver gente movilizarse de muchas maneras, ya sea tomando una soda mientras manejan, chateando por el celular o hasta leyendo un libro (les hablo en serio jaja).

Las bicicletas son como autos en Alemania, donde está prohibido manejar bajo influencia del alcohol, inclusive, se dice que manejar ebrio la bicicleta puede costarte una multa igual o más severa que la de un conductor de automóvil.

2. La cerveza no lo es todo

alemania

A pesar de ser uno de los países con más siglos de historia cervecera, a muchos alemanes no les enorgullece tener fama de “país alcohólico” o muy acostumbrado a beber alcohol. Nunca se me olvida cuando un alemán me pregunta ¿Qué te ha agradado de mi país? -le respondí que una de las cosas que más me gustó fue la cerveza, a lo que el señor me contestó:

“Tristemente hay gente que solo ve eso”.

En un país donde legalmente se puede beber cerveza desde los 14 años es normal ver en pleno verano adolescentes borrachos o caminando con una botella para todos lados (otra cosa totalmente legal desde los 16 años). Es algo que apena a muchos alemanes, viendo su país como un lugar ideal para fiesteros y borrachos. 

3. Tener un carro es un orgullo

alemania

Los alemanes tienen una fascinación por los automóviles y su ingeniería, pero más todavía si la marca del auto es alemán. Alemania es la meca de la ingeniería mecánica industrial desde la segunda guerra mundial e invirtieron en campañas fuertes donde culturizaban al consumidor de que tener un carro era lo mejor. Uno de los eslóganes más emblemáticos fue: “No se trata de quien eres, si no de qué manejas”. 

Si muchos pudieran elegir entra una bicicleta y un auto, pienso yo que no dudarían en escoger un carro.

4. Hablar de la era Nazi es algo tabú

alemania

Tristemente, hasta el día de hoy muchas personas relacionan Alemania con Hitler; se conoce más sobre este tema que sobre las muchas otras bondades que nos ofrece el país. Fue una época muy hostil, y al ser destacada como uno de los hechos históricos más importantes del mundo parece que será difícil dejar atrás el oscuro pasado de la era del nazismo. 

Siempre he tenido curiosidad de esto así que no dudé en hablarle del tema a un amigo alemán estando por allá. Es curioso porque pude notar algo de incomodidad y preferí no detallar más al respecto. Aunque suene irónico, en Alemania los maestros en la escuela nunca dejan de enseñar y recordarle a la juventud lo que sus predecesores hicieron.

¿Y porqué? Pues porque no hay peor opción para un país que olvidar. Los alemanes están claros en que no permitirán que algo semejante vuelva a ocurrir, por ello, es importante compartir este legado, que aunque negativo, ayuda a crear consciencia entre los jóvenes sobre lo que nunca deben dejar que se repita. 

5. “Heil Hitler”

alemania

El famoso saludo fascista que conocemos que se hacía a Hitler es prohibido desde que se cayó la era Nazi. Es tan prohibido que es considerado un crimen que podría mandarte a prisión por 6 meses. Piénsenlo muy bien antes de cometer una broma de muy mal gusto.

6. La basura equivale a dinero

alemania

Cuando estaba en Frankfurt, reciclaba todas mis botellas de cerveza. ¿Sabes qué es lo más cool de esto? -me pagaban por reciclar esta basura. Cada cuatro días iba al super mercado a una máquina de reciclaje donde insertaba todas las botellas utilizadas, y esta, emitía un voucher con crédito que utilizaba para hacer mis compras de la semana. Mientras más cervezas compraba, más llevaba a reciclar y más ahorraba. ¿Qué felicidad, ah?

7. El domingo es un día muerto

alemania

Si vienes de un país donde cuentas con una panadería o café abierto los domingos, desafortunadamente Alemania no es el caso. Culturalmente, para ellos el domingo es un día para descansar, por ello, te puedo asegurar que verás muchos negocios pequeños cerrados.

Los alemanes son personas muy trabajadoras pero dentro de sus horas de trabajo y días laborables; ya fuera de esos días, no te metas con su día libre jeje. Esto es curioso porque algunos en países de Sudamérica que tuvieron colonias e influencia alemana se refleja evidentemente esta costumbre también. Si visitas Uruguay o Argentina notarás pocos negocios activos los domingos.

8. Los alemanes pueden parecer fríos.

alemania

Los latinos tenemos fama de ser sociales y amigables con la gente, aunque este no es el caso de todos los alemanes. Como me aconsejó un amigo: “la mejor manera de congeniar con un alemán es ser presentado por otro alemán”.

La verdad es que no tienden a hablar con extraños así que si estás en un tren o bus y les preguntas como están , es muy probable que te miren desconcertados. Sencillamente son así y fueron culturizados para ser así. No te ofendas si no logras una gran conversación o si esperas una sonrisa.

El lado bueno es que no todos son así, en mi experiencia noté que los que han viajado a países con culturas muy distintas a la suya, tienden a ser más abiertos en este aspecto.

9. No solo comen salchichas y chorizos

alemania

Es muy cierto que cuando vayas a un restaurante alemán te encontrarás con un menú compuesto en su mayoría de carne de cerdo. Puede sonar delicioso, pero hasta ellos están anuentes de los perjuicios de comer cerdo a diario.

Debido a lo pesada que puede ser la gastronomía alemana, muchos han optado por comer los platillos que han traído inmigrantes que entraron a su país. Así como en cualquier lugar del mundo, te encontrarás con centenares de lugares para probar desde comida griega hasta buffet chino.

10. No todos son rubios, altos y de ojos claros.

alemania

Seguramente al viajar a Alemania esperarás ver en las personas el estereotipo mostrado en películas y series, sin embargo, después de la segunda guerra mundial hubo cambios.

En ciudades importantes como Berlin y Frankfurt notarás gente de diversas procedencias étnicas en donde la más predominante es la turca. ¿Te estarás preguntando porqué? Los primeros turcos que llegaron a Alemania fueron traídos como “trabajadores invitados”; luego fueron “extranjeros” y hoy son “inmigrantes”.

Una gran parte de la población que conforma Alemania, proviene de Turquía, inclusive esto se puede notar con el jugador Mesut Özil en la selección de Alemania que es alemán y de padres turcos.

 Ahora que ya conoces las cosas que debes tomar en cuenta de su cultura antes de visitar Alemania, ¿estás listo para planificar tu próximo Eurotrip?

Para preguntas o sugerencias, puedes contactarnos a blog@coupletraveldiary.com


Leave a Reply