Aprender idiomas en el extranjero: una forma de cambiar tu vida

Primero fue el alemán…

Desde que era niño mi madre era una verdadera fanática de historia de la segunda guerra mundial y por alguna razón, a ella se le ocurrió la loca idea de que estudiáramos alemán. Tomamos un curso con la embajada de Alemania y fuimos aprendiendo en el camino. A pesar de que no duramos mucho en el curso, muchas cosas se me quedaron y siempre tuve el interés de aprender idiomas.

lee más