Lo que aprendí después de endeudarme y cómo me ayudó a viajar más

Cuando tenía 21 años solo trabajaba para pagarme la universidad y así se me iba la mayoría de mi salario. No me molestaba, aunque soñaba disfrutar con algún día poder comprar mis propias cosas.

Desesperado por percibir un poco más de ingresos en mi vida, un día en la calle me topé con un vendedor bancario que me ofreció un sueño y apliqué para mi primera tarjeta de crédito, esta sería una forma de tener más dinero del que ganaba ¿o no?. Esta es la mentalidad que uno tiene al ser joven e inexperimentado. 

lee más