¿Cómo pedir permiso a tu jefe para irte de viaje?

Muchas personas me han preguntado de donde saco tiempo para viajar. Tener un trabajo de tiempo completo, estar a casi 8 horas en avión de mi país un viernes, y luego estar en una reunión un lunes a las 9:00 a.m.

Todo tiene su porqué, no se trata solo de pedir un permiso. Todo se remonta a la experiencia que me hizo crecer y valorarme más. Cuando me despidieron de mi trabajo anterior, aprendí muchas cosas, entre ellas a darme mi valor como profesional. Por eso, hoy vengo a enseñarte cómo pedir permiso a tu jefe para irte de viaje.

¿Estás listo para pedir un permiso para irte de viaje?

Lo primero que tienes que tener claro sobre cómo pedir permiso a  tu jefe para irte de viaje, es el tipo de empresa en la que trabajas.

¿Trabajas en una empresa rígida y sumamente burocrática? probablemente no estés feliz en este lugar y te soy sincera, nunca lo serás. Ese tipo de empresas no tiene flexibilidad para pensar en la felicidad de sus empleados.

La realidad es que este asunto de cómo pedir permiso a tu jefe para irte de viaje, radica en estar en un lugar en el que te sientas feliz, o al menos tranquilo.

No voy a venderte humo y decir que en cualquier empresa te podrían dar el “go” para que te tomes un día off y así poder desarrollar tu vida y cumplir tus sueños.


Evaluemos si tu posibilidad de pedir un permiso es real con algunas preguntas:

cómo pedir permiso a tu jefe para irte de viaje
El mundo es muy bello como para perder el resto de nuestras vidas sentados en un escritorio

1. ¿Trabajas en el lugar indicado?

Estar en el lugar ideal de trabajo (o el que más se acerque a eso) es muy relativo. Hay algunos que valoran su trabajo, simplemente por el dinero.

Yo aprendí hace unos 2 años que el dinero es lo MENOS importante en un trabajo. Lo más importante en un trabajo es sentir que a pesar de ciertos parámetros, tienes flexibilidad, libertad y que te valoran como persona y profesional.

Es sumamente importante que sientas que tu empresa, además de valorarte como profesional, también lo haga como persona, porque en ese momento, tus metas y sueños tendrán más oportunidades de ser alcanzados que si estuvieras en una empresa promedio a la cual no le interesa lo que sus empleados hagan después de que salen por la puerta de la oficina.

Te soy honesta. Si la empresa en donde trabajas, no tiene el valor de darle importancia al desarrollo y realización de su recurso humano, hay mínimas posibilidades de que puedas lograr ese permiso.

A todas esas empresas, con mentalidad retrógrada, que ven a sus empleados solo son robots cumpliendo sus tareas, les tengo una noticia también: los empleados más productivos son los que están felices, esto hará que se genere lealtad y riqueza hacia tu negocio.

Los empleados frustrados y con resentimientos, no serán para nada eficientes en comparación con alguien complacido con lo que hace y feliz con su vida personal.

¿Te das cuenta? Pedir un permiso de viaje, probablemente hasta te haga replantear si estás trabajando en el lugar correcto o no.

2. ¿Te valoras como individuo y profesional?

Este punto es muy importante. Algunas personas simplemente se dejan imponer lo que una empresa requiera

de ellos y viven reprimidos toda su vida. Esto solo se debe a una razón: “falta de conciencia de su valor como ser humano”. ¿Te consideras una persona valiosa e importante?. ¡Tus sueños también lo son! y debe ser tu misión transmitir eso. Si reconoces tu valor como profesional y vives bajo una premisa de autorealización como tu norte principal, no creo que pedir un permiso de viaje en tu trabajo sea un desafío.

Las personas que se valoran a si mismas (OJO: una cosa es valorarse y la otra es ser egocéntrico), llevan consigo una actitud de “ganadores” que es contagiosa, llegan a ser vitales para sus equipos de trabajo, se llevan bien con todos. Si clasificas bajo estas actitudes, estoy casi segura de que un buen jefe no cuestionará otorgarte un “permisito”.

3. ¿Trabajas con un jefe o un líder?

Es muy sencillo: los jefes solo mandan. No esperan cuestionamiento, ni mucha capacidad de desarrollo en su equipo. Simplemente se hace lo que ellos dicen.

Un líder, en cambio, ve el empoderamiento personal como una prioridad que desencadena en el mejoramiento de las funciones de cada uno de los miembros de su equipo.

Si trabajas con un líder y eres un buen profesional, ese permiso no es un reto.

4. Todo dentro de lo racional (no olvides el timing)

Hice este artículo pensando en que tu permiso es por una estadía corta en otro país. Estoy hablando de un permiso en el caso de que tengas que negociar ausentarte por medio o un día.

¡No seas abusador! Si requieres varios días para irte del país, solicita vacaciones. Hay que ser razonable.

Otro punto importante es el “timing” o el momento en el que debes solicitar ese permiso. Aprende a leer a las personas.

Si tu jefe está estresado o abrumado, lo más natural es que obtengas una respuesta negativa o te la posterguen. Haz la pregunta en un ambiente relajado, cuando sientas que puedes hablar del tema con libertad, e inclusive sustentar por qué ese viaje es tan importante para ti.

5. ¿Viajar es tu prioridad?

Para los viajeros, ir a una aventura es una prioridad, no una opción. La pasión de montarte en un avión y conocer el mundo, se convierte en tu mayor motivación, inclusive para afrontar el day-by-day en el trabajo.

Si estás claro de que viajar es tu prioridad y estás por hacer el viaje de tu vida, probablemente pedir un permiso no represente un enorme esfuerzo para ti, sino parte de el to-do-list para hacer ese importante viaje.


Algo que tenemos los Millennials…

como pedir permiso a tu jefe para irte de viaje
Uly y yo somos proud millennials

Las generaciones anteriores tienden a etiquetar a los Millennials de “engreídos”, “sin capacidad de comprometerse” y demás adjetivos similares.

Por mi parte, considero que los Millennials tenemos una ventaja: somos una generación sin miedo.

No nos aferramos al confort de una vida convencional, esto nos hace ver ante los demás como rebeldes, soñadores y a veces, hasta algo arrogantes.

Para nada creo que las cualidades que describen a nuestra generación sean negativas.

¡Somos temerarios! Somos esos que sí se ganan los permisos para ir a viajar y que no tienen miedo a anteponer sus sueños a lo que piensen o digan los demás.

Recuerda: los trabajos van y vienen. No somos imprescindibles en ninguna empresa (a menos que sea tuya propia). Contágiate de ganas por vivir la vida y lo más importante, deja el temor a un lado

Ahora que ya sabes cómo pedir permiso a tu jefe para irte de viaje ¿estás listo para hacerlo? si tienes preguntas, no dudes en escríbeme a blog@coupletraveldiary.com

Bonus:

Te comparto un libro que me ayudó a tomar decisiones en cuanto a viaje y trabajo. The Big Trip de Lonely Planet, te ayudará a planificar un año sabático, puedes comprarlo aquí:


6 thoughts on “¿Cómo pedir permiso a tu jefe para irte de viaje?

  1. Carlos Ho D.

    Es curioso. Yo nunca he tenido problemas solicitando días para viajar a mis jefes. Y nunca he tenido problemas obteniendo respuestas afirmativas.
    También es cierto que mis jefes siempre han sido europeos, siendo ese un continente donde se valora mucho más el tiempo libre y el viajar que en Panamá. Aún así, incluso mis amigos en Europa me suelen preguntar cómo hago para estar siempre viajando; de dónde obtengo tantos días libres. Mi respuesta es “hablo con mi jefe, hazlo tú también y verás cómo funciona”. Este año me visitó un amigo holandés por segunda vez, quien le decía a nuestros otros amigos que yo tenía razón, y que el hablar con el jefe le había permitido obtener “infinications”. XD

    1. Ale

      Jajajaj exacto Carlos, pero depende mucho del tipo de jefe. Si es un buen jefe, no habrá problemas jeje. Muchas gracias por compartir tu experiencia!

  2. lety

    tengo un mes de haber ingresado a l área de resepción,y necesito un permiso por 5 días habiles,

    1. Ale

      Hola Lety, gracias por tu comentario y felicidades por tu nuevo trabajo!. Nunca está de más preguntar, pero por el corto tiempo que llevas en un nuevo trabajo, no veo tan aconsejable pedir un permiso tan temprano. Si realmente es urgente, tendrías que poner sobre una balanza los costos y oportunidades de hacerlo. ¡Mucha suerte!.

  3. Felipe

    Después de un año sabático y de viajar por algunas partes, hace 2 meses regresé a mi antiguo empleo.
    Ya me he escapado los fines de semana a una playa. Pero me he encotrado un vuelo a mérida para finales de septiembre y sale un viernes. Necesito pedir un día y no sé como se lo vaya a tomar mi jefe.

    1. Ale

      ¡Hola Felipe!

      ¿Qué tantas ganas tienes de ir a Mérida?.

      Pienso que no hay peor mandado que el que no se hace jeje…

      Pregúntale a tu jefe, o dile cuán importante es para ti este viaje, después de todo, no sabŕas hasta habérselo dicho =).

      Negocia: ofrécete a trabajar un día adicional o a quedarte horas extras después de trabajo, así tu jefe sentirá que tienes sentido de responsabilidad y que no vas a tirar todo por la borda. Pienso que dentro de todo, siempre se puede llegar a un consenso.

      Mucha suerte y disfruta tu viaje a Mérida.

      Un abrazo,

Leave a Reply