Lo que nunca te dirán sobre ser un ‘travel blogger’ o ‘influencer’ digital

La Internet está repleta de personas queriendo destacar en el ámbito que les guste. Desde viajes, hasta moda y lifestyle son temas que cada día tienen más adeptos tratando de hacer una vida de lo que más les gusta.

Muchos de los que nos siguen no lo saben, pero tengo más de ocho años trabajando en el campo del marketing digital y les debo confesar que cada día es más difícil desarrollarse a nivel de marca personal.

El concepto que se tiene sobre bloggers e influencers es que lo que se hace es solamente un hobby o que no conlleva esfuerzo ni trabajo o mucho menos planificación.

Para bloggers como nosotros, que nos esforzamos en traerles a ustedes contenido que realmente les pueda ayudar a realizar sus sueños, a viajar sin gastar mucho y a evitar malos ratos, puede ser desilusionante que algunos crean que manejar una marca digital sea cosa de “suerte” o que lo que haces sea menospreciado porque “no tienes suficientes followers“, por ello, vales menos que los “grandes influencers“.

Sí, porque en Panamá y muchos países de Latinoamérica se tiene la idea errónea de que los influencers se miden solamente en base al tamaño de sus redes sociales.

Es muy fácil decir, “soy influencer porque me siguen 500 mil personas”. Mas, no es tan común encontrar influencers que realmente lleven a sus audiencias a acciones concretas, salvo por los likes o comentarios que generan en sus posts.

Un influencer es una marca o persona que inspira a los demás a tomar acción o decisión sobre algo. La palabra clave es “acción”, un influencer hace que las audiencias dejen de ser pasivas y empiecen a realizar acciones a favor o en contra de alguien más.

Sí, un influencer realmente puede generar acciones, movimientos. Instaurar ideas en las audiencias que lo siguen y muy pocos lo logran hoy día.

Hay influencers que trabajan para el bien, para hacer cambios positivos y hay muchos que trabajan solo para generar negatividad. Un influencer no solo es alguien que tiene cientos de millones de seguidores. Tener una comunidad grande que no inspire a realizar algo concreto, te quita el mérito de ser realmente uno, en ese caso solo serías alguien famoso.

Decidí escribir esta nota, porque me gustaría compartir con ustedes algunas cosas que hacemos en Couple Travel Diary y poder darles una idea a todos los que estén soñando con ser bloggers o influencers en el área que les guste. No es tan sencillo como solo viajar y subir cosas a Internet.

Tener un blog puede llegar a ser un gasto

Un blog no se mantiene solo. Tendrás que costear con gastos como anualidades por los derechos de tu dominio, mensualidades por el costo de servicios de hosting, anualidades por certificados de seguridad para tu sitio web, mensualidades por mantenimiento a tu sitio (ya sabes, para que no te lo hackeen), en fin, tener un blog no es solamente abrir una página en Internet, no se mantiene con magia.

Si no tienes conocimientos básicos en manejo de plataformas digitales, también tendrás que invertir tiempo y dinero en cursos de WordPress, nociones de programación básica y diseño gráfico para que tu página web se vea presentable.

La lista de estos gastos pueden seguir, incluyendo costear tus propios viajes y pagar mensualidades por apps de analítica social, ir a conferencias para hacer networking y esto solo son algunos ejemplos.

Necesitarás invertir y no esperes tener retorno en mucho tiempo

Para darte a conocer, necesitarás invertir en todo tipo de publicidad digital. Cuando el boom del social media marketing empezó, tener contenido bueno, realmente valía la pena, porque si a las personas les gustaba, lo podían ver, compartir y darte a conocer.

Pero, con la entrada de cosas como Facebook Ads, aunque tu contenido sea magnífico, jamás tendrás el alcance real de llegarle a todos los seguidores de tu página a menos que le pagues a la plataforma.

Suena injusto, pero es el mundo en el que vivimos. Si no pagas para que te vean, difícilmente llegarás a audiencias a parte de tus familiares y amigos cercanos.

Deberás lidiar con rechazo y en algunos casos, menosprecio

Como ves, tener un blog amerita gastos que de alguna manera, tendrás que costear. Entregar contenido de calidad a tu audiencia será costoso cuando estés empezando, por ejemplo, este sería el bundle inicial para tu emprendimiento online:

  • Laptop
  • Celular con buena cámara o una cámara semi o profesional
  • Gastos digitales de: dominio, hosting, publicidad y seguridad digital
  • Tiempo para dedicarte a desarrollar contenido (artículos, fotos, videos)
  • Accesorios para que tu contenido se vea presentable (luces, backdrops (fondos para video), programas de edición, programas de diseño, etc)

Y esas solo son algunas cosas con las que podrías empezar. Entonces, para poder al menos recibir de vuelta, parte de la inversión que hiciste y empezar a ver esto como un negocio, tendrás que hacer pitch comerciales a marcas, para ver la posibilidad de que trabajen contigo. Ya sea de manera totalmente comercial (que te paguen) o a modo canje, para al menos quitarte de encima alguno de esos gastos.

Muchos te rechazarán, otros podrían exponerte, como lo hizo un hotel en Dublin con una youtuber británica, pero es algo con lo que tendrás que lidiar, porque si no tienes millones de seguidores, nadie te tomará en serio, o peor aún… pensarán que eres un “millennial juega vivo y perezoso que solo busca sacar cosas gratis” y que no quiere trabajar porque está mal vivir de su sueño.

Salirse del status quo es como auto crucificarse en la sociedad en la que vivimos ¡pero que eso no te desanime! nosotros también lo enfrentamos todos los días.

El dinero no cae del cielo, toca ahorrar

No somos famosos, así que nos toca ahorrar mucho para poder viajar. No trabajamos con ninguna marca fija por el momento, nada de lo que recomendamos nos genera ingreso suficiente para costear nuestros gastos de mantener este blog.

Porque nos parece importante que si recomendamos algo realmente tenga un beneficio para ti y que no lo hagamos solo porque nos pagan. Si tenemos la oportunidad de crecer más en los próximos años, no planeamos cambiar eso.

Por ello, al contrario de lo que muchos creerían, todos nuestros viajes son pagados por nosotros, es dinero por el que tenemos que trabajar (sí, porque los millennials también trabajamos, ahorramos y nos esforzamos) solo que no estamos dispuestos a invertirlo en una hipoteca de 50 años que nos tendrá endeudados el resto de nuestras vidas.

Podrías pensar que eso está mal, pero sinceramente, cada uno puede elegir el estilo de vida que quiere llevar.

Tener un blog para los que nos tomamos esto en serio, amerita esfuerzo y dedicación, no somos solo viajeros afortunados que se dedican a recorrer el mundo.

Tenemos trabajos reales, al igual que tu y dedicamos mucho de nuestro tiempo libre a construir esta plataforma.

Hay fines de semana enteros, donde nos dedicamos a escribir todo lo que lees aquí, diseñar de manera amateur los post gráficos que ves, porque ni Uly ni yo somos diseñadores gráficos y a pensar, planificar, ser estrategas de cómo hacer que la gente nos lea para poder hacerles llegar el valioso contenido que desarrollamos a partir de la experiencia. Con el poco dinero que tenemos para invertir y poder saltarnos los algoritmos de Facebook.

Existen muchas cuentas del ámbito de viajes y de cualquier tema, con contenido generado desde un punto de vista que no es realista porque sus administradores no han vivido las cosas de las que hablan.

Procuramos que todo lo que publicamos en este blog provenga de una óptica personal, que lo hayamos vivido para brindarte información veraz y con sustento.

¿Porqué decidí escribir esto? porque hay una noción general en Internet de que el que trabaja de blogger o influencer no debe ser tomado en serio.

Porque hay una idea errónea de que hacer esto no es suficientemente serio, para los que crean eso, los invito a hacer el ejercicio de construir una marca online, de aventurarse a medir cuántos estarían dispuestos a leer o ver sus comentarios, de estar expuestos y de dedicar horas de su vida personal a algo más que un trabajo de 8 a 5.

Esto no lo escribí con el fin de asustar al que quiera incursionar en este ámbito, por el contrario, lo escribí para que te motives a hacer lo que esté acorde con tus ideales y seguir adelante sin importar las barreras que se puedan presentar.

Siempre habrá alguien en desacuerdo, alguien a quien no le guste lo que hagas, pues también habrá muchas personas que te apoyarán, que tienen ganas de trabajar, de hacer algo diferente, de marcar tendencia en el mundo. ¡Como tu, que estás leyendo esto! =)

Siempre estamos dispuestos a ayudar a todos los que podamos, si tienes dudas porque quieres convertirte en blogger o hacerte una marca digital y no sabes por dónde empezar, escríbenos a blog@coupletraveldiary.com, estaremos más que felices en ayudarte.


Leave a Reply